7 de febrero del 2014

Museo de Arqueología ofrece didáctica muestra sobre la importancia del mar en las antiguas culturas del Perú

0 Comentarios

El Museo Nacional de Arqueología, Historia y Antropología se encuentra situado en plena zona monumental de Pueblo Libre, en la Plaza Bolívar.

http://anqatvimg.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads/2014/03/n12.jpg

Hoy en día nuestra relación con el océano dista del significado espiritual y de supervivencia que este cumplió para las sociedades asentadas en la costa peruana durante la antigüedad. En base a los recursos marítimos, se articularon los ejes fundamentales de la economía así como los cimientos de un vasto imaginario cultural.

Curada por las arqueólogas Lydia Casas y Maritza Pérez Ponce, “Del mito a la realidad: el mar, fuente de vida” nos ofrece la oportunidad de aproximarnos a la riqueza de un pasado opacado por el ajetreo cotidiano de la actualidad.

El Museo Nacional de Arqueología, Historia y Antropología se encuentra situado en plena zona monumental de Pueblo Libre, en la Plaza Bolívar. Los horarios de atención comprenden de 9 a.m. a 4 p.m. La muestra permanecerá abierta toda la temporada de verano y el ingreso a ella es libre, sin embargo el costo por ingresar a la colección permanente del museo es de 15 S/ para el público general y 5 S/ para estudiantes y jubilados.

"Del mito a la realidad: el mar, fuente de vida" nos ofrece la oportunidad de aproximarnos a la riqueza de un pasado opacado por el ajetreo cotidiano de la actualidad.

Son 61 piezas invaluables dispuestas en los ambientes de exposición las que nos transmiten la relación establecida entre el hombre y el mar, además de pasajes de la mitología del origen de esta relación que fue recogida por el cronista español Francisco de Ávila.

La muestra cuenta también con reproducciones a escala que proyectan el carácter que tuvo el desarrollo tecnológico impulsado por la necesidad de dominar las aguas del Pacífico. Sorprende la destreza con la que se construyen embarcaciones de materiales naturales en aras de la exploración de la inmensidad del océano.

La fauna costera se expone como fuente fundamental del alimento así como materia prima empleada para la creación de ornamentos, joyas y herramientas textiles. Llama también la atención la interpretación del mundo animal con el que tenían contacto en la cotidianeidad las culturas de la costa, tomando forma en una serie de representaciones cerámicas de lobos marinos, aves costeras y majestuosas ballenas, entonces frecuentes visitantes de nuestro litoral.